fbpx

12 Trucos para ahorrar electricidad en casa

¡Hola! A pesar de que puede sonar como muy básico comprometerse con el ahorro de energía es una excelente alternativa para reducir los costos de las facturas a fin de mes y lo mejor, es que también es un granito de arena para colaborar con el medio ambiente.

¡Solo se trata de tomar pequeñas decisiones diariamente y hoy te diré cuáles son! Llévalo a la práctica y gozarás de los resultados.

¡Aprende a ahorrar electricidad con efectividad!

Utiliza la plancha con inteligencia.

La plancha es uno de los electrodomésticos más utilizados en casa y consume un montón de energía, trata de acumular toda la ropa que puedas para plancharla en un solo lote y así evitarás conectarla varias veces. Asegúrate de que la ropa esté un poco húmeda para más rápidos y mejores resultados.

Prioriza el uso del lavavajillas.

El uso del grifo para lavar los trastes puede generar una pérdida de agua innecesaria mientras que el uso del lavavajillas consume muchísimo menos y lo mejor es que podrás eliminar una tarea del hogar.

Abrir el horno.

Aunque no lo creas, solo abrir el horno genera un consumo de energía así que hazlo solamente cuando sea necesario.

Termostatos digitales.

Renueva la tecnología de la temperatura e instala termostatos con los que puedas programar temperaturas diferentes según lo necesites, así evitarás el derroche innecesario.

Establece una temperatura adecuada.

Regular la calefacción y el aire acondicionado también representa un ahorro de energía significante. Ajusta el termostato para mantener una temperatura media entre 20 – 24°, estos números brindan comodidad tanto en invierno como en verano.

Bombillas LED.

Además de que las bombillas LED funcionan por mucho más tiempo que las incandescentes o halógenos, también reducen hasta en un 90% el consumo eléctrico.

Elige bien los electrodomésticos.

La próxima vez que vayas a comprar un electrodoméstico opta por elegir los de Clase A o superior, estos son diseñados para consumir 70% menos energía que los de clase media.

Desconecta los equipos que no utilices.

Para asegurarte de establecer este hábito, coloca algunos anuncios pequeños cerca de los toma corrientes y así toda la familia lo podrá recordar sin esfuerzo.

Instala un equipo para medir la demanda eléctrica.

Con uno de estos podrás conocer el consumo de cada uno de los electrodomésticos y determinar con base cuánto es la potencia eléctrica que se necesita en tu hogar diariamente.

Programa el funcionamiento de tus electrodomésticos efectivamente.

Asegúrate de que tus electrodomésticos funcionen durante las horas de tarifa reducida, las primeras horas de la mañana o las últimas de la noche son ideales para iniciar los ciclos de la lavadora, el lavavajillas y todos los que tengas de este tipo.

¡Como te lo dije al principio, todo es super fácil! Una vez que toda tu familia establezca los nuevos hábitos y perciban los beneficios, no querrán cambiar el nuevo estilo de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *