fbpx

Guía Sencilla Para Elaborar Un Presupuesto Sin Complicaciones.

¡Hola! Una vez que estés dispuesto a llevar a cabo tu nuevo plan de ahorros y tengas noción sobre las metas que quieres alcanzar, es momento de avanzar al siguiente paso estableciendo un presupuesto que te permita visualizar cuánto es el dinero que puedes y que debes ahorrar.

Quizás por ahora estés pensando que ya tienes todos tus gastos claros mentalmente, pero es necesario tomarse con seriedad la creación del presupuesto para que el plan de ahorros se ejecute efectivamente.

Guía Super Práctica Para Crear Un Presupuesto Efectivo

Cuando seguimos la cotidianidad en piloto automático y sin prestar demasiada atención a las finanzas saludables, es común comenzar el día con un monto de dinero y luego terminarlo en cero, sin entender cómo fue posible gastarlo tan rápido y sin noción clara de cuáles fueron los gastos. Después, al detallar los tickets y recordar la rutina, todos los gastos se justifican… Esto sucede porque no se tiene un control de los gastos y es uno de los peores errores para las buenas finanzas.

Exactamente por eso es que se considera importante la creación de un presupuesto debido a que te permitirá entender y controlar cómo funciona tu flujo de dinero. Pero el presupuesto tiene que tener ciertas bases para que funcione de manera correcta, así que en el momento que te dispongas a hacerlo, sigue estos pasos:

1.- Identifica tu ingreso Neto Mensual:

Sé honesto en aclarar cuánto es el monto que percibes mensualmente como parte de tus ingresos, en caso de que recibas algún subsidio social, también debes. Después de tener en claro el monto neto, incluye las deducciones de Seguro social e impuestos para que sepas con cuánto dinero cuentas realmente.

2.- Identifica tus gastos mensuales:

Los gastos mensuales son los que determinan en sí tus finanzas, en tu presupuesto describe todos los gastos como renta, facturas y otros gastos que sean ineludibles para el sustento de la vida (incluyendo las compras del mercado para el hogar).

3.- Resta los gastos mensuales de tu ingreso:

Luego de determinar los montos en negativo que te generan una resta de tu presupuesto, podrás determinar cuál es el dinero que  utilizas para gastos extras. En este punto, es momento de tomar la responsabilidad de determinar un porcentaje para comenzar a desarrollar el colchón financiero.

Según expertos, lo más recomendable es que mensualmente guardes para ahorrar al menos un 10%  de tus ingresos. Recuerda que si tu presupuesto queda demasiado apretado después de los gastos ineludibles, debes tomar decisiones financieras saludables para reducir los gastos que haces por gusto o capricho.

¡Ejecuta tu presupuesto lo más pronto posible y comienza a ahorrar por tu bienestar y el de tu familia en el futuro! Recuerda que si cumples con tus propias metas, luego gozarás de un dinero a tu favor para satisfacer algún gusto mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *