fbpx

Formas De Hablar A Un Adolescente Sobre Finanzas Personales

¡Hola! Para muchos padres, proceder a hablar con sus hijos sobre temas financieros termina siendo un escenario estresante e incómodo. Realmente, la etapa de la adolescencia es un tanto complicada pero nadie debería permitir que sus hijos crezcan sin tener noción sobre la responsabilidad financiera.

Hoy te daré 4 ideas que harán de dicho proceso algo más confortable para cada miembro de la familia. Una vez que los desarrolles, las finanzas no volverán a ser un tema indeseable y por lo contrario todos comenzarán a disfrutar debatir al respecto.

4 Claves Efectivas Para Incluir A Los Adolescentes En El Mundo Financiero

Comienza por relajarte y alinearte a la realidad, no eres el único padre o madre que alguna vez ha entrado en conflicto cuando intenta conversar con su hijo adolescente sobre algún tema determinado. Entiende que la etapa de la adolescencia es muy vulnerable a distintos cambios, ellos están comenzando a desear más independencia y a su vez, quieren comportarse más como personas adultas.

Eso sí, en cualquier caso es indispensable establecer límites para poder llevar la fiesta en paz. Los niños comienzan a ver dinero frecuentemente desde su uso de razón, sin embargo, no es hasta la adolescencia que ellos quieren comenzar a sentir propiedad de algunos montos de dinero para »darse algunos gustos».

Por ejemplo cuando te piden dinero para ir a pasar la tarde en el cine con sus amigos o simplemente cuando quieren comprarse alguna prenda de ropa para seguir una tendencia.

Es válido complacer a los hijos en el tema económico, sin embargo, es necesario que a partir del momento que comiencen a demostrar un nuevo nivel de »madurez» sean instruidos sobre las finanzas y la importancia de organizar el dinero.

¡Para eso, estas 4 claves te serán Muy Útiles!

Experiencia personal.

Una manera accesible de abordar este tema es conversando con tus hijos sobre tus propias experiencias, comparte con ellos algunos de tus desafíos personales al respecto, como por ejemplo las veces que has logrado metas financieras e incluso las situaciones negativas en las que tuviste una gran deuda por la mala organización del dinero. Debes enfocar la situación hacia las buenas decisiones que hayas tomado en distintas oportunidades, esto también les brindará muchísima confianza.

Preocupaciones de seguridad.

En el mundo que vivimos la tecnología tiene demasiado protagonismo en la vida de cada individuo y lamentablemente, esto a veces también puede representar un peligro, sobre todo cuando de la privacidad se trata. Es muy importante que les enseñes a tus hijos sobre la importancia de no compartir sus datos financieros bajo ningún contexto que no brinde total seguridad.

Presupuestos.

En cuestiones financieras, los ejemplos físicos son buenos para respaldar la organización del dinero. A partir de ahora en adelante, enséñales a tus hijos cómo organizas los gastos fijos del hogar en base al dinero que ingresa en casa, una vez hayan entendido el objetivo de los presupuestos, puedes exigirles que creen el suyo personal con sus mesadas. Así comenzarán a entender que no todos los gustos se pueden complacer al mismo tiempo porque no siempre los montos predeterminados lo van a permitir.

Responsabilidad.

Tal como los hijos deben ser responsables con los valores del hogar y sus estudios, hazles saber que respetar el dinero también tiene mucha importancia. Es decir, deben entender por completo que papi y mami no pueden financiar todos sus gastos si ellos no han cumplido con todas sus responsabilidades como hijos. Además, es importante que sepan que la moneda no sale de una plantita, es una recompensa a mucha dedicación y esfuerzo.

¡Siguiendo estas recomendaciones tus hijos no temerán conversar contigo sobre alguna curiosidad financiera y tú como responsable de resolver sus dudas podrás aconsejarles abiertamente. Inténtalo lo más pronto posible y me lo agradecerás más adelante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *