fbpx

¿Cómo Ahorrar, Gastar E Invertir En Familia?

¡Hola! Te aseguro que no eres la única persona que alguna vez ha pensado que la vida financiera estable y saludable solo es posible en películas o series. Realmente, esto puede parecer algo »muy difícil» de alcanzar pero la verdad es que más allá de tus niveles de ingresos, todo recae en cómo se mantiene la organización económica en tu hogar.

Hoy te quiero demostrar que sí es posible gozar de beneficios económicos en conjunto con la familia, eso sí, todos deben saber que lo único que podrá determinar el éxito en este proceso son los aportes que cada uno desarrolle.

Educación financiera para toda la familia

Antes de comenzar a nutrirte de la información que te brindaré a continuación, debes tener en cuenta que es muy recomendable conocer del tema en familia, esto será un excelente primer paso para que cada miembro esté en contexto con lo que se quiere establecer.

Según estudios sociales, se ha comprobado que una de las discusiones más comunes entre familias, suelen provenir por la mala distribución del dinero que ingresa en casa. Esto no es un señalamiento, en realidad resulta muy común porque son muchas las personas que se olvidan de las competencias ahorrativas y desarrollan su vida en base a gastos desmedidos.

A partir de ahora, es importante que cada miembro de la familia entienda que la importancia del dinero será un nuevo valor del hogar, todos sabemos que la sinergia en equipo produce automáticamente más posibilidades de resultados positivos y en este contexto, es casi que indispensable debido a que no servirá que alguno se empeñe en ahorrar mientras otro ignora el propósito.

Otro aspecto importante es establecer metas que generen motivación para comenzar a ahorrar y cuidar del dinero, como familia es muy fácil tener un anhelo en común, normalmente esto puede ser algún material como: automóvil nuevo o simplemente una experiencia como: el viaje soñado…

Para alcanzar los propósitos es importante actuar en base a ellos, por eso comenzaré a describirte cuáles son los errores que se deben evitar y qué hábitos serán saludables para comenzar a ver resultados positivos.

Nada de secretos financieros, de ahora en adelante es importante que se establezca cierto monto de los ingresos para organizar un solo presupuesto. No importa que algunos generen más dinero que otros, lo importante es establecer un porcentaje de cada monto y que el total permita costear los gastos comunes del hogar.

Los hijos deben incluirse en los temas financieros, todos los jóvenes mayores de 14 años pueden comenzar a desarrollar responsabilidad financiera, en estos casos una buena alternativa es revisar juntos las facturaciones de los servicios; los hijos son excelentes encargados de eliminar los desperdicios de agua y energía eléctrica, así que llevando a cabo una buena gestión, pueden reducirse considerablemente los costos.

¡Aprender a ahorrar!

Alimentación: aprender a comer saludable además de beneficiar la salud representa ventajas financieras, es decir, las comidas de afuera pueden costar hasta 5 veces más de lo que hubiese sido preparar algo delicioso en familia ¡No hay excusas! En Internet se pueden conseguir millones de recetas.

Mercado: las tiendas tienen miles de tentaciones para hacernos gastar dinero desenfrenadamente y por eso es importante hacer mercados responsables, busca ofertas y alternativas que puedan beneficiar tu bolsillo, evita las compras nerviosas y sobre todo, no compres ‘’por comprar’’ trata de adquirir cosas que realmente sepas que se necesitan en el hogar.

Salud y belleza: hay muchas personas que cometen el error de que consideran el mundo fitness para comenzar a gastar muchísimo dinero en elementos que aporten beneficios a su salud física, busca herramientas gratis como ejercicios que puedas realizar en casa, al aire libre y que no requieran de miles de instrumentos.

En definitiva, no estoy pretendiendo que tu familia comience a vivir limitada porque esta sensación puede generar monotonía y pérdida del propósito, simplemente es necesario que cada uno comience a actuar con responsabilidad financiera para que a corto o mediano plazo puedan beneficiarse de sus propios resultados.

Por último, repasa esta tabla para tener una mejor noción de lo que los expertos en economía determinan como el camino al éxito financiero, ya sea familiar o individualmente:

Ahorro: 10%

Gastos necesarios: 60%

Gastos de provisiones: 20%

Gastos de lujo: 10%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *