fbpx

10 Consejos Para Poner En Orden Las Finanzas Familiares

¡Hola! Si todo este tiempo has pensado que tan solo las familias con altos ingresos son las únicas que pueden cumplir con finanzas saludables, debes saber que te has equivocado. Existen algunos consejos básicos que permiten una maravillosa estabilidad económica y no requieren de esfuerzos exagerados.

Es importante que cada miembro de tu familia se acostumbre a aportar su granito de arena para que el proceso sea efectivo y en muy poco tiempo, comenzarán a gozar de los beneficios que brindan la organización financiera.

Consejos prácticos para organizar las finanzas familiares

1.- Comenzar por lo principal.

Todos en la familia deben tener en claro que aunque se dispone de iniciar un nuevo plan ahorrativo, los gastos fijos son ineludibles y deben seguir siendo prioridades. Una vez que dichos gastos estén organizados, se pueden comenzar a establecer cuáles son los extras que cada uno puede permitirse sin abusar del dinero.

2.- No gastar más de lo que se gana.

A primera instancia suena como algo obvio pero te sorprenderías de la cantidad de personas que se resignan a no ahorrar y mantienen el erróneo pensamiento de que ‘’igual eso no alcanza para nada, el dinero se hizo para gastarse’’.  En caso de que consideres que las entradas actuales no son suficientes, entonces hay que buscar formas de ganar dinero extra.

Plantea como meta que de cada ingreso se debe almacenar al menos un 15-20% para el fondo ahorrativo. Esta es una fórmula efectiva para no gastar dinero tan innecesariamente.

3.- Hacer un plan común.

En este proceso es indispensable el trabajo en equipo, de nada servirá que un miembro se organice mientras otro despilfarre. Haz una reunión familiar para plantear con seriedad la importancia de cuidar de las finanzas familiares (será mejor si establecen retos, como por ejemplo crear una alcancía personal para costear las próximas vacaciones).

4.- Eviten gastos innecesarios.

Sí, te lo he repetido un millón de veces pero es que es verdaderamente importante. Si bien es cierto que hay gastos inevitables, hay un montón que se pueden reducir para tener mayores posibilidades de ahorro. Pequeñas alternativas como definir cuántos autos son necesarios para la familia, una zona de vivienda más económica y reducción de gastos superfluos, automáticamente representarán un mejor uso del dinero.

Si estas medidas te parecen extremas, entonces determina algunas más sencillas como: salir con amigos a museos gratis, reuniones caseras, hacer ejercicio en casa, y otras que se les puedan ocurrir.

5.- Ahorrar con propósito.

A muchas personas les cuesta actuar sin tener un motivo determinado y esto suele suceder muchísimo cuando del ahorro se trata. Establecer metas financieras a cortos o medianos plazos representarán una motivación en cada miembro de la familia, es decir, no se va a tratar de solo ‘’acumular dinero’’, se puede convertir en un fondo para cubrir alguna necesidad importante o incluso para prepararse para casos de emergencias.

6.- Anima a todos a multiplicar las entradas.

Lo más sano es que todos los seres humanos busquemos de progresar en todo sentido. En caso de que la familia quiera tener una casa más grande, un auto más nuevo o tan solo unas vacaciones soñadas es importante dejar en claro que todo esto es más fácil de lograr con más entradas de dinero. El dinero es el fruto del trabajo así que todos pueden pensar en nuevas ideas para generar trabajos independientes para la familia.

7.- Cuidarse de los créditos.

Las compras a crédito aunque son bastante tentativas no siempre resultan una buena opción cuando se busca de mejorar la vida financiera en familia. Normalmente, estas deudas reducen las posibilidades de ahorros y en algunos casos son adquiridas por caprichos. Analiza bien cuándo es realmente necesario asumir dicha responsabilidad.

8.- Tener un respaldo.

En caso de que el seguro de salud de tu familia no cubra tanto, presta mucha atención a este punto.  No nos gusta pensarlo pero realmente todos estamos propensos de sufrir algún accidente o emergencia, por eso debes buscar las mejores alternativas que te puedan brindar un poco de tranquilidad ante algún episodio negativo.

9.- Darse un gusto.

Okey, se que anteriormente te he resaltado la importancia de hacer compras inteligentes pero esto no significa que deban convertirse en una familia tacaña y monótona, por lo contrario, ‘’darse algún gusto’’ alimenta la energía de cualquiera y brinda alegría, lo único importante a tener en cuenta es que sea algo que realmente te vaya a satisfacer y que pueda estar por encima de la meta financiera. Eso sí, ya cuando resulta muy frecuente pueden ser caprichos, así que ¡Cuidado!

10.- Cuidar de los recursos.

Por último, sin duda un punto importante para una familia ahorradora es que todos comiencen a evitar el derroche en cada uno de los sentidos, además de que cuidar de los recursos representará costos más bajos en los recibos mensuales, también es una excelente manera de aportar al medio ambiente.

¡Listo! Esto es todo lo que tu familia necesita saber para comenzar a disfrutar de la vida financiera inteligente y saludable, en un par de meses practicándolo  te aseguro que no querrán volver a las malas decisiones del pasado porque los beneficios serán maravillosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *